Santa María







Colón alquiló la María Galante a Juan de la Cosa, un armador cántabro, y la dirigió con otro nombre, el de Santa María. Esta carabela permitía la presencia de 40 tripulantes (entre ellos una docena de marineros vascos) y era la más grande y pesada de las tres.  

No hay comentarios: